martes, 20 de septiembre de 2016

Lo mejor y peor de la temporada vacacional


Planificar un viaje, bien sea familiar, de pareja o individual es una tarea que lleva planificación, pero cuando se está en ese proceso toca tomar una decisión sobre establecer una lista de lo mejor y lo peor de la temporada vacacional.

Esto ocurre porque a muchas personas les causa molestia viajar en la temporada alta y prefieren hacerlo cuando hay menos cantidad de personas en el lugar de destino.

Lo peor de la temporada

Para esas personas lo peor de la temporada vacacional suelen ser:

Sin lugar a dudas el verano se presta para que los balnearios y playas estén abarrotados de turistas nacionales e internacionales, o al menos eso ocurre en ciertos lugares de Europa por ejemplo en España.

En Barcelona es muy común hacer un plan para lucir tu traje de baño, durante la temporada vacacional, la desventaja es que por supuesto, todos han tenido la misma idea y el espacio se encuentra muy concurrido.

Por tanto si eres de las personas que ama la paz y la relajación, es probable que esta sea una de las peores cosas de la temporada vacacional para ti. Asimismo, los lugares para hospedarse suelen estar también ocupados durante esta temporada.

En los parques temáticos encontrarás larguísimas colas en cada atracción, subirte a la montaña rusa puede tomarte horas bajo el sol.

Más factores que influyen

Lo boletos aéreos tienen precios más elevados debido a la demanda, contrario a lo que ocurre en temporada baja, cuando incluso puedes conseguir grandes ofertas a diversos destinos.

Sin embargo, siempre hay buenas opciones para viajar por esas fechas, estas son las mejores cosas de viajar en temporada vacacional:

Los parques temáticos, museos, parques nacionales, monumentos entre otros lugares turísticos están abiertos y tienen horarios especiales para asegurarse de que todos pueden acudir sin problemas.
Puedes coincidir con amigos y familiares en el lugar de destino, por lo cual gracias a la temporada podrás compartir con ellos, en lugares como la playa o acampar.

En ciertos destinos, como los parques de invierno, puedes hacer snowboard y deslizarte, patinar sobre hielo y hacer otras actividades porque es la temporada adecuada.

Es posible conocer gente nueva, de otros países amplias tus conocimientos acerca de otras culturas e involucrarte con ellas.

Entre otras cosas, una ventaja es que te da la oportunidad de planificar tu viaje con tiempo y elegir los lugares más cómodos cercanos a tu destino, para que puedas disfrutar de unas merecidas vacaciones.